EL MOVIMIENTO EN EL BULLDOG FRANCÉS

La acción del Frenchie, sobre todo cuando se aleja, se sale de lo normal y los jueces que no conocen muy bien cual es el movimiento adecuado siguen penalizando el movimiento correcto.

En el estándar estadounidense parte de la descripción dice el movimiento correcto es de "double tracking" o  "doble huella".
Sin embargo, “doble huella” no aparece en ningún diccionario de términos caninos, pero huella única si: “ movimiento con cada uno de los cuatro pies tocando al suelo en una sola línea”. Doble huella entonces ha de ser cuando los cuatro pies tocan en el suelo formando dos líneas. ¿ Pero cual es la distancia entre estas dos líneas ?
¿Debe ser la distancia en el dibujo A (la distancia entre pies es igual que la distancia entre los codos), o como en el dibujo B, con los dos pies acercándose ligeramente?

Cada raza de perro minimiza el desplazamiento lateral ( balanceo de lado a lado) por medio de algún grado de convergencia de sus patas. Basándose en estudios de vídeo de algunos Frenchies, morfológicamente correctos, observados mientras se acercan a la camera a velocidad normal en el ring, se ve que las patas delanteras sí muestran convergencia como en el dibujo B. Cuando esto no es el caso, como en el dibujo A, la parte superior del brazo suele ser demasiado corta y angulada.

 

EL MOVIMIENTO DEL FRENCHIE VISTO DESDE ATRÁS, ALEJANDOSE
El perro D lleva las patas traseras de forma recta. El perro C las balancea, gastando demasiado energía en el arco que origina.
Si has respondido el perro D estas favoreciendo un trote de resistencia, y, de este modo, quitando lo que físicamente es único al Frenchy:

1. El “topline roach”

2. Patas traseras mas largas que las patas delanteras

3. El cuerpo ( visto desde arriba) ancho de hombros y estrechándose en los lomos.

 

El Frenchy del dibujo ( que en realidad se aleja del observador en línea recta) ha sido dibujado en diagonal con secuencia de movimientos para demostrar mejor el movimiento de las patas traseras.

En la fase 1 la distancia relativamente grande entre los corvejones da la impresión de que todo es normal, y que la pata izquierda será llevada hacia delante para formar una línea con la pata delantera (perro B). Pero no es el caso. En la fase 2 y siguiendo con la secuencia hasta que el pie izquierdo vuelve a tocar el suelo en fase 9, la pata trasera izquierda se desplaza hacia delante primero, hacia dentro formando una arco, y, luego, se desplaza hacia fuera de nuevo. Lo que causa un desplazamiento de la parte trasera con la cola representada como un timón, marcando el balanceo.


La secuencia del estudio de vídeo sugiere que el pie trasero, al completar el arco, no toca el suelo directamente por detrás de el pie delantero sino que queda ligeramente dentro de la línea del pie delantero. El motivo
es el cuerpo en forma de “pera”.

Adaptación y traducción de un artículo de Robert Cole.

Publicado en el Boletín del C.E.A.B.F. Verano 2001