ENTROPIÓN

Un “enrollamiento” del párpado hacia dentro, con rozamiento de los pelos y pestañas  que  provocan  irritación  de  la  córnea.  Lo  más  frecuente  es  que afecte a los dos ojos. Este problema causa molestias oculares intenas con parpadeo  y  lagrimeo,  pudiendo  incluso  provocar  dolorosas  úlceras  y  una pérdida parcial o completa de la visión.

El entropión se considera una enfermedad hereditaria en muchas razas de perros  como  Shar  Pei,  Bulldog  inglés  o  Chow  Chow,  donde  a  menudo  la severidad  del  entropión  está  relacionada  con  la  cantidad  de  pliegues cutáneos que cubren la cabeza y la cara del animal.

El  tratamiento  es  mediante  cirugía  plástica,  generalmente  removiendo  un segmento  de  piel  y  músculo  alrededor  del  párpado  y  colocando  suturas para reposicionarlo a su estado normal. En razas complicadas con muchos pliegues faciales o cuando ha sido necesario intervenir antes del desarrollo total  del  cráneo  del  animal,  no  es  infrecuente  recurrir  a  una  segunda operación para la rectificación completa del defecto.

Esta alteración se puede dar a veces en cachorros muy jóvenes, nada más abrir los párpados a las dos semanas de vida. En estos casos es deseable evitar  la  corrección  quirúrgica  debido  a  los  riesgos  anestésicos  y  al insuficiente  desarrollo  del  cráneo.  Se  aconseja  proceder  a  colocar  unos
“puntos de sutura incruentos” o unas grapas (procedimiento conocido como tacking) que tiran de los párpados hacia fuera y que se suelen repetir cada 3-4 semanas hasta que el animal posea la edad mínima para la cirugía, si finalmente es necesaria.

 

Fuente: http://oftalmologiaveterinaria.com/