HEMIVÉRTEBRA

Dr. Janice Durr Grebe, Ph.D.

¡Piensa  en  el  Frenchie  ideal!  ¡El  colmo  del  encanto  canino,  con  su bella  cara chata,  espalda  ondulada,  pedazo  de  cuerpo,  cola  anudada, voluminosas arrugas! Sin  embargo,  al  igual  que  todas  las  razas  de  perros los  puntos  que caracterizan a nuestros pequeños amigos no son sin coste. Llevan asociados un riesgo de problemas médicos.

Tanto  los  criadores  como  los  propietarios  de  Frenchies  deberían  de estar informados sobre algunos de los problemas mas comunes que se ven en su raza. Criadores informados pueden ayudar a minimizar la incidencia de los problemas  hereditarios  mas  predecibles,  evitando  así  la  pesadilla que  la displasia y las cataratas juveniles han sido para otras razas. Por esta razón este artículo  va  enfocado  a  un  común  problema  en Frenchies:  Hemivértebra.

Dos problemas distintos afectan a la espalda que son, alarmantemente, vistos a menudo  en  razas  braquicefalicas  (chatas)  y  con  cola atornillada,  como  por ejemplo, Bulldog Francés, Bulldog Inglés y Boston Terrier. Son: malformaciones de  las  vértebras  y  degeneración  de  discos intervertebrales.  Primero,  debemos considerar  el  mas  común  clínicamente significativo:  Hemivértebra;  después degeneración de disco. Mas vale prevenir que curar.

Las espaldas caninas normalmente tienen de 49 a 53 vértebras, dependiendo de La largura de la cola. La abreviada cola de tornillo de nuestro amigo tiene sobre 10 ó 15 menos. Los huesos perdidos son, por tanto, los de la cola. Las vértebras que están presentes en la cola normalmente están
deformadas en los Frenchies. Los huesos de la espalda, aunque todos tienen la misma básica estructura, están clasificados en varias regiones: 7 cervicales, 13 torácicos, 7 lumbares, 3 sacros y el resto los de la cola.

Cada vértebra en la elegante espalda de un Frenchie tiene una parte ventral (el cuerpo),  y,  entre  cada  pareja  de  vértebras  están  los  discos intervertebrales.  La alternancia  del  cuerpo  y  los  discos  forma  un flexible  soporte.  Un  huesudo  arco crece dorsalmente desde cada cuerpo dejando una abertura (dibujo 2). El amplio número de  vértebras,  unido  al complejo  desarrollo  de  cada  una  de  forma independiente,  predispone  a  la espalda  a  una  alta  probabilidad  de  errores.

Muchos  defectos  representan un  desarrollo  incompleto,  como  se  ve  en  la hemivértebra.  Este  es  un defecto  congénito  (presente  al  nacimiento)  con  base genética (heredable). Aunque parece muy improbable que la causa sea debida a un solo gen de clase dominante/recesivo.  La  alta  incidencia  de  hemivértebra en  las  razas braquicefalicas con cola atornillada es un reflejo de que la braquicefalia y la cola corta  son  verdaderas  deformidades  del esqueleto,  las  cuales  han  sido incorporadas a la raza. Bellas a la vista, pero malformaciones al fin. De hecho las
vértebras de la cola atornillada son hemivértebras, cuya asimetría produce este elegante pequeño adorno en el trasero. Pero lo que es estéticamente agradable en el  trasero  puede  traer  serias  consecuencias  en  el  resto  de  la  columna.

Se  forma  hemivértebra  cuando  los  dos  extremos  derecho  e  izquierdo  de la vértebra no se desarrollan de forma correcta. Produciendo un cuerpo vertebral con forma de mariposa visto desde arriba. Las dos mitades a menudo crecen de forma  desigual,  produciendo  un  cuerpo  vertebral  con forma  de  cuña. Dependiendo hacia donde se dirige el lado grueso de la cuña, esto puede causar una dorsal curvatura (quifosis) o una lateral curvatura (escoliosis). Tanto como el hueso  está  doblado  así  dobla  el canal  de  la  espina;  y  cualquier  deformidad  de este  canal  puede  comprimir la  medula  espinal  y  /  o  su  aporte  sanguíneo, produciendo serios efectos.

Si la función de la medula espinal está dañada por la compresión directa o por un problema vascular, el animal puede mostrar dolor o perdida de sensación debido a la interrupción de los circuitos sensoriales. Si el nervio de los circuitos motores de la medula está afectado, el resultado será debilidad o parálisis, sobre todo de los miembros traseros.

Cualquier parte del cuerpo que es abastecida por este nervio puede ser afectada a  partir  de  donde  este  el  daño  en  la  medula  espinal. Varios  estudios  han informado de diferentes tipos de hemivértebras en perros. Las vértebras que mas a menudo se ven afectadas son desde la novena hasta la onceava vértebra en la caja torácica.  Aquí  puede  haber cambios  secundarios  en  el  costillar.  Hay  muchos casos, a menudo afectados solo por una hemivertebra, en los cuales no se han visto problemas  clínicos.  Siendo  detectada  la  malformación sólo accidentalmente,  si  acaso.  Si  mas  de  una  vértebra  está  afectada, la probabilidad de problemas clínicos se incrementa debido a un mayor grado de curvatura. En  aquellos  raros  casos  en  los  cuales  el  perro  muestra  algunos signos clínicos, la perspectiva no es buena.

Frecuentemente los síntomas comienzan a la edad de tres o cuatro meses, con un rápido comienzo de debilidad en los cuartos traseros. A menudo precedido por un movimiento anormal que suele ser notado solo retrospectivamente.

Puede haber dolor a la palpación de la espalda al nivel de la hemivertebra, con varios grados de curvatura. Mas tarde puede ser tan sutil que solo es detectable radiograficamente. En cachorros que muestran tales síntomas, la parálisis de los miembros traseros empeora, los músculos se desgastan, y el control de la vejiga y los intestinos se puede perder. En la mayoría de los casos hay que enfrentarse con la horrible decisión de la eutanasia.
Hemivértebra, tanto la de forma de cuña como la de mariposa, es muy común en Frenchies, y cuando una sola está presente es muy raro que cause
problemas. La heredabilidad de la hemivértebra en visones es debida a un gen recesivo, la hemivértebra es tan común que puede ser un inevitable efecto de la condición de condrodistrofia que caracteriza a la raza.

Condrodistrofia, palabra que significa “mala alimentación del cartílago”, es una condición en la cual el esqueleto del feto que primero es cartilaginoso (como un molde), no tiene suficiente aporte de sangre y no se desarrolla de forma apropiada. El resultado es que los huesos que reemplazan el molde del cartílago estarán mal formados. Esta pobre alimentación del cartílago también causa un temprano deterioro del cartílago de los discos intervertebrales. A menudo esto conduce a una degeneración prematura del disco y da lugar a una hernia. Los huesos largos de las patas son mal formados por la condrodistrofia de forma que causa un engrosamiento de las terminaciones de los huesos. Esto es lo que la afición al Frenchie premia como bueno, realmente una malformación y un indicador del grado de la condrodistrofia. En la columna, la condrodistrofia aumenta la incidencia de vértebras mal formadas. Cuanto mas acusada es la condrodistrofia mas grande es la incidencia de malformaciones.

Por desgracia no tenemos datos precisos sobre la real frecuencia e hemivértebra en nuestra raza. No se sabe si tiende a ser mas frecuente en unas líneas que en otras. Para determinar esto se necesitaría hacer una investigación radiográfica de  familias  enteras  y  hacer  un  seguimiento  a  través  de  varias  generaciones.

Dado que la mayoría de las hemivértebras son detectadas debido a radiografías hechas por otras razones, está claro que son normalmente asintomáticas. La mayoría de los problemas en las espaldas de los Frenchies son causados por la  degeneración  de  los  discos  intervertebrales.  Por  esto  es difícil  saber  si  un perro que padece hemivértebra es apto para criar. Si una hembra tiene mas de una  hemivértebra,  o  si  tiene  algún  signo  de deformación  del  canal  medular, inestabilidad  en  la  columna,  debilidad muscular  y/o  dolor  relacionado  con hemivértebra, no se debería de usar para criar .

Si un perro/a tiene varias hemivértebras o ha producido cachorros con múltiples hemivértebras  y  /o  problemas  con  síntomas  en  la  espalda, probablemente  no debería de ser usado para criar. Pero si un ejemplar con una sola hemivértebra y sin  problemas  clínicos  y  sin  problemas  de salud,  que  posee  deseables características  para  la  raza  que  deban  de  ser transmitidas,  entonces  criar (especialmente  con  otro  ejemplar  con  una buena  espalda)  con  él  puede  ser correcto.

Si un criador puede encontrar un veterinario que atiende a un buen numero de Frenchies (y otras razas afectadas de hemivértebra como Pug, Bulldog Inglés y Boston  Terrier),  este  veterinario  podría  ayudar  a evaluar  las  espaldas  de  potenciales  ejemplares  de  cría  con  radiografías  y exámenes  físicos.  Asi  mismo podría  aconsejar  al  criador  sobre  los  pros  y los  contras  de  criar  con  un  animal dado. Un veterinario comprometido de esta forma también podría ayudar a reunir el tipo  de  información que se necesita en orden para aprender mas sobre esta condición  y  así  se  podría,  por  crianza  selectiva,  disminuir  su  incidencia  en  el Bulldog  Francés.  Como  con  la  mayoría  de  los  asuntos  genéticos  la  prioridad es concienciar  a  los  criadores  para  que  sean  diligentes  en  el  análisis  de  sus perros  y  honestos  y  abiertos  para  compartir  información  sobre  ellos.

Cualquiera  que  ama  nuestra  raza  debería  de  estar  alertado  sobre sus problemas,  en  especial  sobre  aquellos  que  pueden  debilitar  y/o  tener  un tratamiento de por vida. El perro mas bello en el mundo es en vano si él muere joven;  y  la  pena  resultante  por  la  perdida  de  una  querida  mascota es  un  alto precio.

Cada Frenchie es un preciado obsequio, y deberíamos hacer todo lo que está en  nuestra  mano  para  darles  la  mejor  y  la  mas  larga  vida  posible.

Extraído de “Healthy Frenchies: an Owner´s Manual”. Publicado por ArDesign. USA.1998