Guía de compra

Si estás pensando enc omprar o adoptar un perro (sea o no de raza), lo primero que debes tener en cuenta es que nunca puede ser un capricho o un regalo, debe ser un acto siempre racional y muy meditado. Ten muy en cuenta que estamos hablando de seres vivos que dependen de nosotros, y que esperamos que nos duren muchos años, por lo que debemos tener en cuenta muchos factores, y en el caso concreto de los frenchies los siguientes:

El bulldog francés es un perro de compañía  y como tal debe tener su sitio dentro de la casa (no en un jardín, una terraza o un garaje). Y por supuesto, necesitan de mucho cariño, compañía y educaciónpor lo que deberás tener en cuenta el tiempo que pasará a solas tu frenchie.

Los bulldog son perros muy tercos y cuando se les riñe ponen carita de pena, una carita que te hablanda el corazón, pero no hay que dejarse embelesar, hay que ser severos con ellos y mantener una rutina. De esta forma, tendremos un perro educado y no un diablillo que nos revuelve toda la casa, nos mordisquea los muebles o hace sus necesidades dconde y cuando quiere.

Debes pensar en el futuro. Hay muchas personas jóvenes y sin compromisos u obligaciones que se aventuran a comprar un frenchie y al cabo de unos pocos años, llegan los hijos y las obligaciones y deciden "deshacerse" de sus compañeros. Y por último, te debes informar muy bien sobre la raza, sus peculiaridades, sus necesidades y cuidados, etc. y si te es posible visita tantas exposiciones y criadores como puedas y así podrás conocer más raza y definir más tus gustos sobre una determinada línea de sangre.